Dispenza BCN Sitges - 2016

JOE DISPENZA

26 - 27 Noviembre 2016

Curso Progresivo en Sitges, Barcelona, España

Transforma tu realidad y alcanza tus sueños

¿Y si dejáramos de ser sujetos pasivos y decidiéramos, activamente, generar cadenas de acontecimientos en nuestro organismo que nos devolvieran la salud y enriquecieran nuestra realidad? 

 "Nuestros pensamientos y emociones modelan constantemente el cerebro, el cuerpo e incluso las mismas células." 

"Este Curso Progresivo te enseña a reprogramar tu cerebro y tu organismo para que seas capaz de ejercer tu capacidad innata de creación." 

“Yo nunca busqué hacer la labor a la que me dedico... 

fue ella la que me encontró a mí." 

"El Placebo Eres Tu" - Dr. Joe Dispenza

"Algunos necesitamos recibir una llamada de atención para despertar... en 1986 yo recibí la mía" 

“Un hermoso día de abril en el sur de California tuve el privilegio de ser arrollado por un todoterreno en un triatlón de Palm Springs. Aquel momento me cambió la vida y me hizo emprender este viaje.” 

“Tal vez en aquella época de mi vida era joven y audaz… Creía que en cada persona existe una inteligencia, una conciencia invisible que nos da vida, apoyándonos, manteniéndonos, protegiéndonos y curándonos a cada momento.” 

“Concluí que si esa inteligencia era real y demostraba semejantes capacidades con un espíritu tan servicial, atento y afectuoso, quizá podría dejar de centrarme en el mundo exterior y empezar a mirar en mi interior para conectar con esa inteligencia y establecer una relación con ella.” 

“Decidí llevar a cabo dos cosas. La primera fue que cada día me centraría en esa inteligencia que habitaba en mí y le encomendaría un plan, una plantilla, una visión con órdenes muy concretas, y luego dejaría que esa mente superior dotada de poderes ilimitados se encargara de mi curación, para que lo hiciera por mí.” 

En aquella época no sabía lo que estaba haciendo, pero ahora sí lo sé: estaba empezando a pensar en todas esas posibilidades futuras que ya existían en el campo cuántico y aceptando emocionalmente cada una de ellas.” 

“El Placebo Eres Tú” (ed. Urano)

 

El Dr. Joe Dispenza empezó este viaje de conocimeinto con un accidente que le tenía que dejar en silla de ruedas para el resto de su vida. Sin embargo a las 10 semanas se curó milagrosamente, o mejor dicho, gracias a su visión y creencia en el poder que tenemos para sanarnos. (Si quieres seguir leyendo "El Despertar", el Prefacio completo de "El Placebo Eres Tú", haz click aquí

El Dr. Joe nos propone...

¿Y si dejáramos de ser sujetos pasivos y decidiéramos, activamente, generar cadenas de acontecimientos en nuestro organismo que nos devolvieran la salud y enriquecieran nuestra realidad? 

Cada uno de los pensamientos que albergamos, de las emociones que sentimos y de las convicciones que arrastramos se traduce en forma de hormonas, proteinas y neurotransmisores y se manifiesta en nuestra salud y en nuestra vida. 

Joe Dispenza, que lleva más de veinte años estudiando las ilimitadas capacidades de la mente humana, nos invita a revertir el proceso en este curso progresivo.

¿Qué incluirá el curso? 

• Encontrar el momento dulce del presente donde todas las posibilidades existen. 

• Cambiar la energía de vivir en el pasado a vivir en un nuevo futuro 

• Entrar a niveles más profundos de la mente subconsciente 

• Cambiar creencias y percepciones 

• Liberar energía emocional acumulada en tu cuerpo, y utilizarla para crear un nuevo destino 

• Practicar ejercicios mentales para reacondicionar el cuerpo a una nueva mente 

• Reprogramar tus genes 

• Energetizar tu cerebro 

• Emitir nuevas firmas electromagnéticas para crear nuevas oportunidades en tu vida 

• Cambiar del modelo Newtoniano de la realidad, al modelo Cuántico de la realidad 

• Abrir el corazón 

• Usar tu consciencia para mandar sobre la materia 

• Desarrollar tu atención como una habilidad 

En este Curso Progresivo, el Dr. Joe combina los últimos descubrimeintos en neurociencia, epigenética y psicoinmunología con sus conocimientos de física cuántica para enseñarnos a provocar auténticos milagros en nuestras vidas.

A partir de infinidad de casos extraídos de la literatura médica y de sus propias investigaciones -desde inyecciones salinas tan eficaces como la morfina hasta falsas intervenciones cardíacas que dejaron como nuevos a una serie de pacientes- nos demuestra que la realidad subjetiva tiene más peso que la objetiva. 

Y para que lo podamos experimentar, el curso incluye meditaciones cuidadosamente dirigidas que nos brindarán acceso a nuestro inmenso potencial. 

Para saber más, haz click aquí

Testimonios

El Testimonio de Fernando, su carrera profesional


El Testimonio de Marianne, sanación

¡Hola! Tuve el maravilloso regalo de poder participar en un Curso Progresivo en Seattle el fin de semana pasado. Gracias – ¡me encantó cada segundo del curso! Tengo 51 años y soy una genio, esposa y madre de 3 (33, 18, 9) y yaya de 1 (3 mes). Me diagnosticaron Leucemia Linfocítica Crónica (LLC) el 28 abril 2015 y este año que ha pasado ha sido uno de progresos. A través de muchas pistas, un camino amplio me guió al trabajo del Dr. Joe. He estado practicando esporádicamente sus meditaciones durante unas 6 semanas o así. 

Más o menos hace 3 o 4 semanas noté un cambio dramático en mi creencia y aceptación de mi sanación. He tenido momentos fugaces de esta convicción pero hace más o menos tres semanas se volvió muy consistente y sólido. Mi energía comenzó a volver y me he sentido muy bien. Durante las meditaciones en el Curso Progresivo sentí que se hacía realidad. He experimentado una enorme liberación y la conexión con lo Divino. Fue transformador y hermoso. Sé que estoy curada. 

En febrero mis análisis mostraron aumentos y disminuciones en la dirección equivocada en todos los niveles que se miden. Mi doctor me estaba recomendando comenzar quimioterapia en mayo, si continuaban con esa tendencia. Me sentía cansada, agotada y tenía anemia. Y tenía mucho miedo a la quimioterapia y estaba convencida de que no sería una buena opción para mí. 

Me hice nuevos análisis el miércoles 11 de noviembre 2015 y la prueba confirmó mi intención y mi curación. Mis niveles de glóbulos blancos en sangre son los más bajos desde mi diagnóstico inicial, que es un GRAN cambio. Todos los niveles se dirigen en la dirección correcta, varios ganglios linfáticos son más pequeños o ya no están inflados y el Panel Metabólico Completo está en realidad dentro del rango normal - una disminución del 45% en 3 meses. Ni siquiera podía encontrarlo en el informe del laboratorio, ya que ya no se encontraba remarcado, en negrita, de color rojo y gritándome! ¡Qué Bueno! Y, sin embargo, no me sorprendió, sabía que este iba a ser el resultado. 

Estoy eufórica y cada día me levanto a las 4 de la mañana a meditar. Ahora me doy cuenta que me había dormido en mi vida, y estoy super-emocionada de estar despierta!! Hay infinitas posibilidades por todas partes y estoy muy entusiasmada. 

Gracias desde el fondo, medio y superior de mi gran corazón abierto. Con gran amor y gratitud, Marianne 

Lee el original aquí


El Testimonio de Jan, creando una nueva realidad

En mi trabajo soy consultor en desarrollo organizacional y el uso de metodologías de artes expresivas para ayudar a grupos de personas a comunicarse, y relacionarse entre sí, de manera más humana y auténtica. Sólo quiero decir que me he leído los dos libros del Dr. Joe 'cada uno varias veces. Los tengo en mi Kindle para tener esas ideas conmigo constantemente. 

Además, en febrero, asistí a mi primer curso y vi estas ideas como un complemento perfecto para mi grupo actual y el trabajo organizativo, y tengo que decir que el curso selló el acuerdo para mí que este trabajo infundirá e informará el trabajo que haré de ahora en adelante. 

Por último, ahora estoy en la segunda semana de la meditación (y por cierto, el CD de la meditación guiada es una experiencia muy profunda y transformadora). El Dr. Joe sugiere que pidamos al Universo signos de cambios que nos están sucediendo. Yo lo hice. Sin embargo, mis cambios son muy sútiles pero también muy significativos. 

Lo que me di cuenta de inmediato es que tengo la sensación de que el tiempo se ha ralentizado para mí. Es una cosa tan sutil. Casi pensé no escribir sobre eso. Pero ha sido una experiencia tan calmante, metacognitiva. Al irse ralentizando el tiempo para mí, ahora reconozco sensaciónes de estrés o ansiedad en mi cuerpo que antes estaban completamente fuera de mi conciencia. Y puedo nombrarlos como cosas que quiero des-memorizar. ¡Bien! 

Y estoy pensando que la liberación de los factores de estrés que antes eran invisibles pero a la vez muy activos, es una razón por la que estoy pasando por mi segundo signo, mucha más energía y goce de mis experiencias de vida. 

Estoy en el proceso de elaboración de la tesis de mi doctorado, y antes del Curso Progresivo estaba realmente luchando con ese trabajo. Ahora, la alegría de mi tema de investigación, que sabía que me gustaba, ha regresado y estoy “Rockin n Rollin” y viéndolo (y sinténdolo) todo bajo una luz completamente nueva! 

Gracias Dr. Joe y a todos los que trabajan con usted por hacer que esta información esté disponible para nosotros. Voy a ver a todos de nuevo en un par de semanas. 

Paz 

Jan S. - Carolina del Sur 

Lee el original aquí


Testimonial de Joel, la sanación y una nueva carrera 

Mi historia: 

Esta es la historia de cómo el libro del Dr. Joe “Desarrolla Tu Cerebro: La Ciencia De Cambiar Tu Mente” me salvó la vida y me mostró el potencial de la quiropráctica. 

Cuando tenía 21 años estaba jugando en mi año de novato como semi-profesional de fútbol en Canadá. Acababa de terminar mi 3er año de licenciatura y estaba en mi mejor momento en términos de aptitud física, éxito escolar, y felicidad general. Después de un partido de fútbol en Toronto, tomé una cerveza en el autobús del equipo y sentí algo muy mal internamente. Tuve fuertes dolores y calambres con una mayor necesidad de movimientos intestinales. Al día siguiente, no podía levantarme de la cama. Pasaron un par de semanas en donde me llevaron al hospital pero me rechazaron después de esperar 12 horas en urgencias, no podía comer, no podía caminar, ni siquiera podía pensar debido al dolor severo. 

Seguí recibiendo diagnósticos equivocados, me enviaban a casa, decían que no era más que diarrea (finalmente diagnosticado con colitis ulcerosa) y que iba a estar bien. Con el tiempo mis padres me habían trasladado a una ciudad más grande con un hospital de alta calidad. Debido a la inactividad, y que tenía 10-15 evacuaciones por día, estaba perdiendo peso muy rápidamente. Empecé con un peso de 75Kg y de estar en forma olímpica como jugar semi-profesional de fútbol, y terminé con 54Kg de peso, básicamente sólo huesos. 

Cuando me transfirieron tenía un equipo de gastroenterólogos cuidándome y tratándome. Finalmente tuve un pequeño suspiro de alivio. Sin embargo, pasaban los días y cada vez iba de peor en peor. Estaba tan débil que no podía sentarme, dar la vuelta en la cama, caminar, o incluso permitir que el peso de la bata de hospital me tocara el abdomen, ya que creaba demasiada presión y dolor. Así que después de unas pocas semanas de esto, mi equipo se sentó conmigo y me dieron la noticia más aterradora que he oído en mi joven vida. "Los medicamentos no están funcionando, cada vez estás empeorando más, necesitamos llevar a cabo una cirugía y extirparte el intestino grueso”. Esto significaba que tendría una bolsa de colostomía en el exterior de mi cuerpo para recoger las aguas residuales. Esto también quería decir que no iba a ser capaz de volver a jugar al fútbol, y se quedaba bajo un interrogante la posibilidad futura de atraer a una mujer especial, terminar mi licenciatura, y vivir una vida normal. 

En cuestión de unas semanas pasé de un nivel casi imparable de aptitud física, a una bolsa de huesos súper flaco de 54Kgs. Después de leer el libro del Dr. Joe “Desarrolla Tu Cerebro”, recordé la historia de cómo se lesionó, rechazó la cirugía, y se curó a sí mismo en 3 meses y fue capaz de volver a tratar a sus pacientes. Más de un mes había pasado, permití que mi confianza en estas 'mejores médicos en Canadá' y su mejor respuesta era quitar mis órganos "esa noche decidí que ya había tenido suficiente de un enfoque tan pobre a la curación. Yo iba a curarme, volver a tiempo para terminar mi licenciatura, volver a jugar al fútbol, y vivir una vida normal y saludable. 

Así cuando a la mañana regresaron los médicos les dije que iba a curarme yo mismo y que iba a estar bien, rechazando la cirugía. Todos ellos entornaron los ojos y una vez más me recomendaron encarecidamente quitar mis intestinos. Rechacé. Unos días más tarde regresaron para ver si había cambiado de opinión. 

Pero yo ya había comenzado mi viaje de regreso a equilibrio normal en ese momento. Siguiendo lo que hizo el Dr. Joe, ya que no podía sentarme o caminar, visualizaba la inflamación dejando mi cuerpo, y visualizaba el tejido sano sustituyendo los tejidos lesionados. Comí alimentos simples como frutas y verduras para limitar la cantidad de flujo sanguíneo y la energía necesaria para la digestión, de modo que pudiera tener más energía para la sanación. 

Una semana más tarde, por fin pude empezar a caminar. Un pase por el pasillo era suficiente para dejarme completamente sin respiración. Antes de esta enfermedad que era capaz de correr 32 kilómetros fácilmente. Pero andar menos de 100 metros a pie me drenaba por completo. Sin embargo, cada día caminaba un poco más lejos. Después de unas semanas estaba haciendo vueltas por docenas recuperando de nuevo mi fuerza y resistencia. Después de 2 meses seguidos en el hospital, finalmente estaba lo suficientemente sano como para ir a casa. Todavía estaba muy débil, tanto que no podía abrir las puertas por mí mismo. 

Llegué a casa menos de una semana antes de que comenzaran las clases de nuevo y terminé mi licenciatura. Me tomó 2 años conseguir mi masa muscular completo de nuevo y ser capaz de jugar al fútbol de alto nivel, pero recuperé la normalidad. 

Tras darme cuenta de lo pobre que es el sistema médico y lo poderoso que la mente y puede ser, pensé en lo que debería hacer en términos de educación post-secundaria. Me informé acerca de la quiropráctica. Habiendo ya aplicado la filosofía era fácil enamorarse con él. La quiropráctica no era un trabajo que quería llevar a cabo, se trataba de una llamada. 

Me apunté al Chiropractic College el verano después de graduarme de licenciatura y fui aceptado. Hoy en día, acabo de terminar mi examen de salida de la clínica. Todo lo que me queda es cierto papeleo, un proyecto paralelo, y mis exámenes de la junta. 

Participé en el seminario Parker en Las Vegas este pasado fin de semana pasado y escuché al Dr. Joe. Qué excelente orador. Personalmente, me gustaría darle las gracias por cambiar mi vida. Me dijeron que nunca volvería a ser el mismo, que no sería capaz de volver a la escuela de fútbol de nivel, tendría que vivir sin mi intestino grueso y vivir con colitis ulcerosa el resto de mi vida. Hace tres meses que ya no tomo ningún medicamento. 

Voy a intentar entrar en fútbol semi-profesional este verano, me graduaré pronto, y no puedo esperar a vivir todo lo que “no se suponía que tenía que vivir”. Gracias Dr. Joe, me inspiraste para ser el mejor quiropráctico que puedo ser, para educar, ayudar y tratar a todos los que sufren de una enfermedad crónica (y, por supuesto, todas las demás cosas quiroprácticas). 

Espero con interés escucharles en seminarios futuros. Todo lo mejor, 

Joel M. - Canadá 

Lee el original aquí


Testimonial de Spyder, creando una nueva realidad 

Varias veces he pensado en escribirle acerca de mis experiencias en la meditación. ¡Esta vez lo tuve que hacer! 

Hoy en mi meditación me enfrenté al malestar; el malestar en mi hombro que se está curando y el malestar de tratar de colocar un cuerpo en "el espacio que ocupa en el espacio" cuando no quiere colocarse. Me preguntaba qué es lo que hay detrás de la incomodidad, e inmediatamente 3 palabras me vinieron a la conciencia: la tristeza, el miedo y el terror. 

Me sorprendió sobre todo por el terror. El terror no es un sentimiento con el cual estoy involucrado a diario. Ha aparecido un par de veces en mi vida, pero sólo en sueños. Así que le pregunté de nuevo "¿Qué es el terror? ' La respuesta se reveló como “el viaje en solitario”. Me estaba enfrentando a la realidad de que no importa cuán conectados estamos a compañer@s, la comunidad, la familia, clientes, profesores, etc., estamos aquí para hacer nuestro propio viaje. Y puede ser un lugar solitario. La idea del viaje en solitario no es nuevo para mí, pero al darme cuenta que había conectado con el terror en mis profundidades, lo era. 

Esta es sin duda una sensación a la cual no quiero dar más mi energía. Me imaginaba liberándolo de mi cuerpo. Más adelante en la meditación, escuché de nuevo donde nos guías para reconocer 'la fuerza invisible que nos da la vida, de manera que se expande y muestra la causa '' He estado oyendo esas palabras durante muchos meses, pero esta vez me agarraron y no me dejaban ir. Tuve que parar la grabación y escucharla una y otra vez varias veces. Tenía la sensación de lo simple que es, la noción del campo cuántico, Dios, Buda Amida, o el Espíritu Santo… simplemente como la "fuerza invisible que me da la vida”. 

En ese momento una energía o potencia corrió a cada célula de mi cuerpo. Lo llamaré 'amor' para darle un nombre. Ese amor me llenó por completo, se derramó en todas las grietas y hendiduras de mi ser. No había espacio ninguno para el terror o el miedo del viaje en solitario. Vi con claridad que no estaba ni estoy sola. Estoy muy agradecido y sorprendido por cómo el dejar ir de una sensación, crea el espacio para que entre tal maravilla. ¡Estoy feliz de memorizar esto! 

Gracias tantísimo por todo lo que comparte con nosotros. Es profundo. 

Con mucho amor y gratitud, 

C. Spyder 'Oregon 

Lee el original aquí


© 2013 - 2016 All Rights Reserved